Nació en la Ciudad de México, desde niño descubrió su pasión por los caballos de la mano de su abuelo, Dr. Vicente Cázares. Estudió la carrera de Ingeniería en Alimentos en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, una vez graduado, decidió dedicarse al mundo del rejoneo y comenzar su instrucción formal. En un primer momento se trasladó a Texcoco a la Alta Escuela de Jinetes Domecq, fundada por don Antonio Ariza, continúo aprendiendo con el maestro y  gran amigo Roberto Contreras “El Cordobés” por espacio de un año y medio, y con el rejoneador mexicano Carlos Arruza hijo, en Santiago Tianguistengo durante otro año. Tuvo su presentación oficial en El Verde, Sinaloa y continuó participando en corridas de toros en diversos puntos del país. 

Posteriormente, se trasladó a Portugal con el afán de perfeccionar su pasión a casa del Maestro Joaquim Bastinhas, lugar en donde aprovechó para visitar y asimilar técnicas de otros rejoneadores portugueses y españoles, de esta manera, Carlos Andrade, rescata formas muy clásicas y ancestrales de doma y equitación.

 El matador, ha procurado combinar el arte del rejoneo con la crianza de caballos.

A lo largo de su carrera ha tenido la fortuna de torear a caballo en distintas plazas de México, España, Portugal y Estados Unidos.

Actualmente, participa en diversas actividades artísticas, ecuestres y taurinas, tales como, ¨La Procesión del Silencio¨ en esta ciudad, encuentros  como,  EQQUS y FICA, entre varios otros y colabora desde hace algunos años en varias revistas nacionales y extranjeras especializadas en el tema de su gran amor: Los caballos.

Este año, se prepara intensamente para recibir la alternativa de manos del maestro mundial del rejoneo, Pablo Hermoso de Mendoza.