VOLANDO  CON CABALLOS

El pasado mes de abril,  el rejoneador Carlos Andrade  visito el continente europeo con fines de adquirir algunos ejemplares equinos e importarlos a nuestro país.  Su estancia se prolongo durante  dos meses, tiempo  en el que se  nutrió  de múltiples experiencias que esta dispuesto a compartir con nosotros  próximamente.

En  la presente edición,  nos narrara  paso a paso y con ilustraciones el procedimiento que se  requiere para la transportación de estos animales,  desde  el  momento de la salida   del viejo continente hasta su llegada a nuestro país.

           
“La importación de Equinos es un procedimiento delicado que debe ser llevado a cabo por profesionales que garanticen el bienestar de los animales durante su trayecto, así como el correcto cumplimiento de todas las obligaciones ante las autoridades de nuestro país y de su país de origen” 
 
En  primera instancia los caballos deben de llegar  a la ciudad de Ámsterdam,  en Holanda y dirigirse al hotel de animales Vrachtstation 1 de la línea  aérea KLM,  en donde son recibidos por un veterinario y un ejecutivo de la línea aérea junto con toda la   documentación  requerida para su exportación, (Foto 1 y 2).

Una vez documentados y comprobado su estado físico, cada caballo deberá  pasar a un área en la  cual se encuentra una solución desinfectante,  en donde el ejemplar permanecerá parado por un tiempo de dos minutos aproximadamente con  el fin de desinfectar los miembros, posteriormente se pasa una esponja empapada de la misma solución por todo el cuerpo con los mismos fines  (Foto 3 y 4).

A partir de este momento los caballos están listos  para  viajar,   el trayecto que durara trece horas aproximadamente, se llevara a cabo dentro de  un contenedor especialmente diseñado para la transportación segura de estos animales,  en cada contenedor caben tres caballos adultos (foto 5, 6  y 8)  y tienen  un pasillo en la parte del frente desde donde una persona  los provee de agua y  pastura.,  así como estará al pendiente de su animo,  temperatura , y estado físico en general y los acompañara durante el despegue y el aterrizaje. El encargado de la línea aérea lleva un botiquín con todo lo necesario si de primeros auxilios se requiere. (Foto 9 y 10)

Al llegar al aeropuerto de la ciudad de México los encargados de la línea aérea abren las compuertas del avión y utilizando un montacargas especial bajan los contenedores y los llevan a la bodega de la aerolínea  en donde  son recibidos por un veterinario y las autoridades correspondientes para revisar su estado físico , su documentación y liberarlos de los tramites aduanales para ser entregados al personal que realizara su transportación terrestre  en el interior del país hasta su destino final.( Fotos 11,12,14)

Es recomendable que cualquier persona interesada en importar caballos realice todo este procedimiento asesorado por profesionales capacitados en el ramo ya que dada la delicadeza de esta especie animal, el esfuerzo  y costo tan considerable, no se debe arriesgar en algún momento la integridad de nuestros ejemplares.